Archivo del Autor: MARIA DEL CARMEN LIEVANOS

EL FINAL


Estimados todos:

 

Muchas gracias por la experiencia, gracias por tomarse el tiempo de leerme y de escribirme.  Gracias por reflexionar conmigo y por invitarme a seguir adelante.  Gracias a quienes coordinaron el curso por los videos tan interesantes y las actividades que nos llevaron a pensar y a encontrarnos en la red.  Estoy convencida de que en este mundo cambiante las nuevas maneras de trabajar implican este hacer comunidad este tejer y destejer redes y compartir experiencias.  Gracias por mostrarnos una manera cómo hacerlo posible y gracias por forzarnos a idear una estrategia para tener presente y poder seguir adelante.

Gracias por animarnos a escribir un blog y por “obligarnos” a plasmar en él nuestro pensar y nuestro sentir.  En fin, gracias por el camino recorrido, espero que sigamos encontrándonos en la red y ¿por qué no?, quizá algún día en persona.


Un abrazo y les dejo mi trabajo final para compartir mi recorrido por TRAL.
 

REFLEXIÓN DEL NIVEL OCHO


De este nivel rescato tres cosas interesantes: lo primero el video de Barry Schwartz sobre la sabiduría práctica, lo segundo el trabajo del mapa de estrategias y actividades para ampliar y sostener las redes profesionales y lo tercero la lectura de los blogs e ideas de los compañeros.

Primeramente me gustaría hablar del impacto profundo que tuvo en mí el video de Barry Schwartz, tanto que hasta decidí compartirlo con los maestros de primaria.  Las ideas que se presenta allí sobre la “sabiduría práctica” me llevaron a repensar mi profesión y lo que espero de ella.  También me regresó a la reflexión sobre muchas de las incongruencias del sistema educativo y en general de la institución escolar.  Vuelve la pregunta ¿por qué y para qué decidí ser maestra? Me doy cuenta que mucho de lo que hago no da respuesta a esa pregunta.  Yo no decidí ser maestra para que mis alumnos pasaran exámenes, ni para cumplir con las expectativas del mercado, ni para que la escuela en que trabajo tenga prestigio.  Decidí ser maestra porque me interesan mis alumnos, los alumnos, cada alumno, con sus dificultades, sus historias, sus alegrías y sus sufrimientos.  Decidí ser maestra porque estoy convencida que el mejor medio para luchar contra la desigualdad y la discriminación es la educación.  Porque no creo que un conocimiento privado, escondido, reservado para las élites, sino en uno que haga más libres a las personas y que les permita elegir lo mejor para todos.  Me cuestiono si es eso en realidad en lo que trabajo.

En segundo lugar, el pensar en el mapa de estrategias me hizo caer en la cuenta del gran trabajo que representa formar comunidades en red, que en verdad son una inversión de tiempo y esfuerzo y que se tiene que estar convencido y abierto para lograr que estas funciones.  Hacer el mapa me clarificó las tareas a llevar a cabo, las herramientas de las que se puede hacer uso y las necesidades que hay que tomar en cuenta.  También me ayudó a ver que en realidad necesito ayuda, cercana o lejana, pero ayuda que me permita seguir adelante en el camino y no desistir.  Como escribió Verónica en su blog, recordad constantemente la frase “No te Rindas”.

Por último, leer los blogs de los compañeros como siempre es un placer.  Es lo que le da sentido al trabajo que vamos haciendo, porque de pronto se siente como que nada más estamos escribiendo para nosotros mismos, como si fuera un diario personal que no nos acerca a nadie.  Pero al leer los blogs de los demás, nos damos cuenta de que no estamos solos en este camino.

Gracias por la compañía y gracias por lo aprendido.

RECORRIDO POR LOS BLOGS DE MIS COMPAÑEROS


Al recorrer los blogs de mis compañeros encuentro que algunos todavía van muy atrasados en sus reflexiones, lo que hace difícil poder compartir sobre las ideas que se generan en las últimas actividades.  Sin embargo, lo que esto lleva de bueno es que nos regresa a reflexiones pasadas, a ideas y miedos anteriores y nos hace revisar el camino recorrido desde otra perspectiva.

Agradezco en este recorrido la imagen y frase de Verónica ¡No te rindas!, viene bien en este momento que estoy a punto de terminar tantas cosas y que el final se ve a la vez tan cerca y tan lejos.  También encontrarse con amigas que han compartido no solo el proceso de TRAL sino todo el proceso de la maestría como Elda y Aída, quienes siempre han estado dispuestas a compartir sus conocimientos, más allá de los académicos, también de la vida, de la cocina, de la amistad.  También es interesante ver lo que lo que uno va escribiendo, a veces sin mucha intensión, va provocando en los otros. 

Gracias compañeros por dejarme leerlos y conocerlos a través de sus palabras, gracias por leerme y retroalimentarme, gracias por enseñarme y por aprender juntos y en comunidad.  A quienes van un poco atrasados en sus reflexiones, les repito la frase que resonó en mí del blog de Verónica ¡No te rindas!

 


ESTRATEGIAS


Lo primero que quiero comentar de este desafío es que me pareció maravilloso el software que se usó para la elaboración del mapa.  Aprendí muchísimo de esta herramienta y creo que es algo que puedo utilizar para mi trabajo diario.  Además de la cuestión práctica de que el software resultaba útil y sencillo de utilizar la información que ya contenía el archivo que se nos compartió fue toda una revelación de lo que es necesario y posible hacer para tejer redes y ampliar nuestros grupos y cooperar y aprender juntos.

De pronto me fue muy difícil podar el mapa (como podrán ver en mi imagen) porque todo me parecía importante.  En realidad no creo hacer todo lo que quedó expresado allí, pero lo dejé más como un recordatorio de las opciones y posibilidades que existen para configurar redes y seguir aprendiendo.

 

 

Por un lado es importante que podamos darnos cuenta que este plan no puede construirse en soledad.  Es mucho trabajo para una sola persona, además perdería todo el sentido de construcción de comunidad.  Por otro lado, también es necesario un mayor conocimiento de las herramientas tecnológicas que se ofrecen para poder interactuar de una manera fluida con las personas.  Como lo comentaba Aída en alguna de sus publicaciones, a mí todavía me hace falta el contacto físico, el compartir un cafecito y el escuchar una voz al natural y no a través de un aparato, así que habría que buscar maneras, espacios y contextos que permitan romper estas barreras y acercarnos. 
Después de esta reflexión, así es como se va viendo mi diagrama.  Ojalá y pronto me acerque más a mis metas y objetivos.
 
Un abrazo a todos y suerte con estas estrategias de comunicación.

REFLEXIONES NIVEL SIETE


Durante este nivel el mayor logro fue que pude visitar casi todos los blogs de mis compañeros, lo que me ayudó a entender los diferentes procesos en los que vamos cada uno.  Además de eso, pude reflexionar sobre algunos puntos que yo no había tomado en cuenta.  Gracias Elda, Ada, Omar, Héctor, por enriquecer mi trayecto en TRAL

Me sorprendió un poco que algunos se han rezagado en el proceso, sin embargo, al final esto me fue de utilidad porque al leer sus reflexiones me remitieron a aprendizajes anteriores, lo que fue interesante.  Fue como volver a ver el camino recorrido y del que muchas veces ni siquiera nos enteramos.

Aprendí que el twitter puede ser una herramienta interesante de comunicación, que tiene grandes ventajas el hacer síntesis en pocas palabras de algo que te llamó la atención y poderlo compartir con otros.  También aprendí que para ser una red no es suficiente pertenecer a ella, sino que implica un compromiso de participar en ella.

Las dificultades que he enfrentado durante este proceso es que en momentos me siento en soledad.  No poder participar en las sesiones presenciales porque suelen caer en momentos en que estoy en clase o tengo junta en mi trabajo, ha sido un poco frustrante.  Ver las grabaciones insisto que no es lo mismo.  Sin embargo, cuando de pronto encuentro en mi blog un comentario o recibo una notificación de twitter y sé que hay alguien allí con quien estoy compartiendo y eso me motiva a seguir.

Saludos a todos,

Maricarmen L.

RECETA COMUNITARIA


De paseo por los blogs de mis compañeros, me encontré una serie de ideas interesantes y de reflexiones que me ayudaron en este camino de aprendizaje.  Después de leer la receta de Elda, creo que me será difícil hacer una mejor, pero me uno a su primer ingrediente con toda humildad.  Lo primero que se necesita es “valentía”.  Estoy convencida que todo proceso de aprendizaje implica un proceso de cambio y cambiar es un asunto de valor.  De una u otra manera las concepciones que nos hemos hecho del mundo nos han ayudado a sobrevivir en él, a defendernos en él y a explicarnos lo que en él sucede.  Cuando nos enfrentamos a algo nuevo, lo más fácil es volver a lo conocido, lo más seguro y lo más cómodo es decir, eso no es para mí, yo no lo necesito, yo sé cómo hacerlo y lo hago mejor.  Eso es un poco lo que creo que a algunos nos ha pasado en esta ruta de TRAL donde las maneras de aprender y comunicarnos han sido diferentes y han roto muchos de nuestros esquemas.  Por eso, gracias Elda por recordarnos que lo primero es ser valientes para romper nuestros esquemas y aprender algo nuevo, en lo que no somos expertos y de lo que probablemente conocemos poco.

Por otro lado, el blog de Ada me regresó a la reflexión sobre el acceso a internet y como este también es un factor de exclusión.  Mientras por un lado podemos encontrar sus maravillosas ventajas, que nos permiten comunicarnos con personas que espacialmente tenemos lejos, por otro lado también hay que ser conscientes de que este no es una realidad para todos y de que muchas veces, más cerca de lo que creemos, se encuentran los excluidos y relegados de esta nueva comunidad global.

La gran ventaja de “revisar los trabajos de los compañeros y volver a ellos” como lo menciona Héctor, es que aquellas ideas que de pronto pasaron por tu mente sin que fueran saboreadas por completo, pueden releerse y repensarse.  Volver a cuestionarnos si lo que hemos hecho ha sido conformar una red o sólo encontrarnos fugazmente en el espacio de la web.  Sin embargo, todo este proceso indudablemente nos ha hecho ver la posibilidad de, como escribió Norma García en su blog “tejer, navegar, verme como un nodo, como el horizonte, como una red”

Gracias a todos los compañeros de viaje por sus reflexiones y por compartir lo que van aprendiendo.

NUEVAS METAS PARA MI RED PROFESIONAL


Muy estimados amigos de esta red de aprendizaje, les comparto mi diagrama de red y mis objetivos, con el propósito de que me ayuden a reflexionar sobre ellos, pero también con la intensión de que el publicarlo, se convierta también en un compromiso personal de trabajo para mejorar y ampliar mi aprendizaje en red.  Va el diagrama y después la reflexión y los objetivos que me planteo para desarrollar y desarrollarme.


Como pueden observar, mis puntuaciones más bajas se encuentran en el acceso a los expertos, las relaciones y las conversaciones abiertas.  Sin embargo mis tres objetivos para mejorar, no están exactamente en esto.  Si bien me interesa mucho mejorar el acceso a experticia y aprender de otros con experiencia, creo que mientras no cultive una comunidad fuerte que me ayude a encontrar y relacionarme con estos expertos será difícil.  Por lo tanto, centraré mis objetivos en mantener reuniones en línea (para lo que como se habrán dado cuenta a lo largo de este curso soy bastante mala, puesto que siempre tengo clases o algo más que hacer), con el objetivo de conocer más profundamente a quienes participan de una misma red.  ¿Será que todavía soy a la antigua y a pesar de leerlos, necesito escucharlos y verlos para sentir que realmente somos parte de una red?

Otro de mis objetivos está en tener conversaciones abiertas, esas que muchas veces pienso que no tienen sentido o valor, que son pérdida de tiempo y que me cuesta trabajo cultivar.  Creo que hay más riqueza en ellas de la que les concedo.  La experiencia de tener cuenta de twitter (aunque la uso poco) me ha llevado a darme cuenta de que hay un mundo allí afuera por descubrir y explorar y que tal vez los puntos más bajos de mi diagrama, se pueden ver favorecidos por estas relaciones y contactos.

Por último, mi tercer objetivo sería mejorar mi participación individual, acceder a material de otros, atreverme a preguntar más, a compartir más, a equivocarme más y a soñar más en conjunto.  A veces creo que me aislo, me retiro me quedo un poco ensimismada en mi trabajo y proyectos y no sé cómo compartirlos.  Por lo tanto, intentaré poner un poco más de empeño en esta parte, que creo que no sólo me vendrá bien en el manejo de redes, sino en mi vida a diaria y en mi caminar de cada día.

Ojalá y que pueda ir caminando en lo que aquí propongo, pido ayuda, consejo, sugerencia, revire y sobretodo compañía en este recorrido.

Saludos y feliz inicio de semana.

 

APRENDIENDO EN COMUNIDAD


El texto de Galvis y Leal, sobre el aprendizaje en comunidad, me resultó muy interesante, sobre todo porque durante el trayecto recorrido en la maestría de Educación y Gestión del Conocimiento este fue un tema recurrente y además que, gracias a la manera en que se plantea el plan de estudios der la misma, tuve la oportunidad de conformar una Comunidad de Práctica y varias Comunidades de Aprendizaje.

Reflexionando sobre mi propia experiencia como participante de estas comunidades, me doy cuenta que lo planteado en el texto sobre que no es lo mismo aprender en compañía que aprender en comunidad es cierto.  Para aprender en comunidad es necesario mucho más que ser parte de un equipo o de estar involucrado en el desarrollo de un proyecto.  Aprender en comunidad significa realmente, y como lo menciona el texto “tomar parte” de la experiencia de aprendizaje.

Para poder tomar parte de esa experiencia, existen condiciones indispensables, una de ellas y quizás la más importante después de compartir un interés común, es la confianza.  Construir lazos de confianza que implican más allá de lo académico y de lo laboral se vuelve de vital importancia para lograr una verdadera colaboración.  Además deben de existir principios y maneras de proceder aceptados por todos los miembros, que les permitan expresar libremente sus ideas y compartir sus conocimientos, dudas y preocupaciones durante el proceso.

Etiene Wenger menciona que una Comunidad de Práctica, siempre será una Comunidad de Aprendizaje, puesto que formar parte de una Comunidad de Práctica implica siempre un aprendizaje.  Además señala que estas comunidades deben contar con un compromiso mutuo, un repertorio compartido y una empresa conjunta, como condiciones mínimas para poder constituirse.  Esta empresa conjunta puede ser desde un proyecto a desarrollar, hasta una práctica profesional o un gusto compartido.  Lo importante es que a través de él sus miembros comparten y producen conocimiento.

Lo interesante sobre esta manera de aprender y este tipo de comunidades y redes, es que ahora dejando de estar limitadas a lo contiguo y a lo sincrónico.  Las posibilidades que nos dan las herramientas tecnológicas para estar en contacto con personas con quienes compartimos intereses, así se encuentren del otro lado del mundo es maravillosa.  Sin embargo, como bien lo menciona el artículo, esto no siempre es fácil, pues se deben cumplir ciertas condiciones para que la experiencia sea verdaderamente provechosa y placentera.  Entre estas condiciones se encuentra la pericia y conocimiento en el manejo de las herramientas tecnológicas que nos permiten conectarnos, así como la responsabilidad y la madurez necesaria para el aprendizaje autogestivo.  Añadiría yo además, la paciencia para construir códigos comunes de comunicación e intercambio que nos permitan sentirnos cercanos a pesar de la lejanía física.  Como dijera Wim Wenders, estando “Tan lejos, tan cerca”.

NIVEL SEIS, EL HILO CONDUCTOR DE TRAL

 Si doy una vista atrás de lo recorrido en esta aventura del TRAL, puedo darme cuenta como poco a poco se va partiendo de lo más cercano y conocido, a aquello que no resulta tan familiar, pero que empieza a aparecer en el horizonte como posibilidad, como algo deseable y alcanzable.  Es precisamente eso lo que rescato de positivo de la experiencia, que nos va llevando a descubrir posibilidades de acción y de relación que muchos de nosotros tal vez veíamos lejanas, complicadas o incluso inútiles.  También nos va permitiendo abrir horizontes y reflexionar sobre nuestro propio caminar y participación en las diferentes redes de las que formamos parte, muchas veces sin darnos cuenta.


Para mi una de las desventajas de este caminar ha sido la imposibilidad de participar en las sesiones presenciales, que aunque si bien están grabadas, de pronto resulta frustrante escuchar conversaciones en las que no se puede participar activamente.  Sin embargo, una de las grandes ventajas es esta oportunidad de comunicarnos a través de la escritura, dejar volar las ideas, plasmarlas en el blog y esperar que con suerte alguien las lea y deje un comentario que invite a seguir reflexionando.

APRENDIZAJES DEL NIVEL 5


Durante este recorrido por el nivel 5 de TRAL, me di un tiempo para seguir explorando en la web herramientas interesantes que se pueden utilizar para ampliar nuestros aprendizajes. Descubrí que hay un sin número de recursos que pueden ayudarnos y que en ellos podemos encontrar materiales e información de diversos tipos y para todos los gustos y edades.  También reflexioné sobre todos los lugares en los que aprendemos y todos los momentos y espacios de aprendizaje que se van presentando a lo largo de la vida.



La reflexión sobre estos procesos de aprendizaje me llevó otra vez a cuestionarme el papel de la escuela y de los docentes. Mientras que en el mundo se empieza cada vez más a modelos de aprendizaje en redes distribuidas y a compartir conocimiento y experiencias que se interconecten y que al mismo tiempo nos conecten, la escuela parece caminar en sentido contrario. Los maestros tenemos una gran responsabilidad en este rubro.  Actuar sin miedo de salirnos de nuestra zona de confort y atrevernos a revolucionar nuestras aulas.  Vale la pena intentarlo.